El futuro de las ciudades se debe consolidar desde el arte y la apropiación de los espacios publicos.

Se dice que, un principio clave para el buen desarrollo de cualquier proceso es que todos los participantes deben dejar de lado los prejuicios para escuchar y aprender los unos de los otros sin limitaciones estamentales o de clase. 
Medellín 12 de diciembre de 2018 Centro de Convenciones Plaza Mayor Pabellón Amarillo.

Desde la Revista Letras Vinotinto, les contamos nuestra percepción de la gran fiesta de colores mágicos: Feria de Formación Artística y cultural 2018,auspiciada por la Secretaría de Cultura Ciudadana, y ejecutada a través del Programa de la administración Municipal Planeación Local y Presupuesto Participativo

A la misma asistieron un total de 2.500 personas de las diferentes comunas de la Ciudad, todo un sueño lleno de multiplicidades del ser y su manera de habitar nuestra Ciudad. 
Gran satisfacción nos genera ver que los escenarios de Participación Ciudadana en Medellín se han ido transformado en auténticas descripciones de futuros posibles. 

A menudo nuestra visión tanto de País, como de ciudad se aleja de una realidad puntual: El futuro está en el legado que dejemos a las nuevas generaciones. Cabe aquí plantearnos la pregunta ¿hacia dónde estamos encaminando los sentires, las pasiones de nuestros niños y niñas? 
La respuesta sin duda está en saber planificar usando métodos adecuados, y de este modo emprender acciones que puedan ser útiles en la construcción permanente de transformación. 

La Feria de Formación Artística y cultural 2018, con los 22 talleres y sus 19 representaciones artísticas, brindó la oportunidad de evaluar los posibles impactos que a nivel de cambios estructurales en la ciudad puedan lograrse. 
Fue por tanto un lugar para el encuentro que ayudó a potenciar nuestro sentido de pertenencia ciudadana, nos alienta las ganas de luchar por un mundo mejor, e incursionar en el campo de la sostenibilidad social, a largo plazo. 

Asistir el pasado 12 de diciembre del 2018, a Plaza Mayor y ver el derroche de arte, alegría y color, que las comunidades son capaces de desplegar, ver así mismo la inclusión de las comunidades en los procesos de transformación; es entender que se puede ofrecer un nuevo camino por el que transitar, es abrir un abanico de innumerables ventajas que desde el arte y la cultura se pueden gestar, transitar y expandirse; Es introyectar en el imaginario de los y las ciudadanas la importancia de expresar sus sentires. 

Durante la Jornada se pudo evidenciar la relación directa con las aspiraciones culturales y artísticas de las 22 comunas de Nuestra Ciudad y el deseo de reflejar y proyectar futuros deseables, que pueden ser usados como referente en los procesos de planificación de un gobierno más justo, más amplio, más acorde con las aspiraciones de sus gentes.

¿Qué podría ocurrir, de darse estas expresiones artísticas en un margen ampliado en las Comunidades? 
Encontramos que como ejercicio para el cambio y la transformación social estos espacios son  útiles, en tanto que ayudarían a desarrollar nuevas estrategias dentro de las mismas comunidades para impulsar el desarrollo, a nivel Ciudad. 

Finalmente, la mayor importancia de este evento reside en su capacidad de replica, de encontrar el debido Eco en las comunidades y encausarlas a la hora de tomar decisiones cuando de priorizar los recursos de Presupuesto Participativo se trate. Con este tipo de acciones se pretende dotar la ciudad de la fuerza para gestionar desde el arte y la cultura, incrementando con ello la capacidad de trascender como sociedad e ir cerrando brechas de inequidad.

 Aplaudimos por tanto desde este medio de comunicación, esta apuesta por hacer de Medellín una ciudad más incluyente.  

Con Amor: Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *