ALEJANDRO

Alejo, es delgado, alto y fuerte, posee un hermoso par de piernas salpicadas de lunares, dos picaros ojos y un par de hoyuelos en sus mejillas completan su avasallador encanto.

Aún habla a media lengua pese a que tiene cuatro años  cumplidos  precisamente: ayer.Es todo un derroche de energía y ternura. Yo lo llamo:”Pitufito” y Él me dice: “pitufina”  o “Victoria Estefanía”.-¿Quien Victoria Estefanía? –le pregunto-mi novia – me responde sin titubeos.- !ah ¡, y ella que dice?- Que sí, que me ama.

Ya viste mis fotos mi” cumpiaños”?- si.- esa, la despeinada, esa es Victoria Estefanía, mi novia.- Bonita.- si. Pero despeinada- Tú la quieres así, despeinada.- Me gusta que se peine, yo le digo a mi profe y a la mamá de ella que la peinen y no me escuchan.-  Puede ser que a ella le guste estar así. ¿Pasaste feliz en tu cumpleaños?- no fuiste a mi “cumpiaños”, por eso no te traje torta.- estaba enferma.- yo también estoy “encermo”- ¿que tienes?- Dolor de pancita y “gipa”.Te traje un regalo del mes de los abuelos.- !si, que rico!, muéstrame, que es?- espera,- sale corriendo y regresa agitado y preocupado-, es una sandalia pero se me despego, tu la pegas con silicona.- No importa, yo la arreglo.mietela”si te sirve mañana te traigo la otra, es que solo hacemos de a una.

Me entrega una sandalia  en cartulina pintada con crayolas con tal estilo que Picasso palidecería de envidia.- ”miasela” insiste.- No hace falta, sé que me queda bien. Gracias mi Pitufito enamorado.- ”enamorao”?, si Victoria ya termino conmigo para seguir con Rafael.-  ¿quien es Rafael?- otro compañerito, que tiene la nariz aplastadita y la cabeza también. Siempre trae muchos juguetes y habla: genial.- y Victoria que dice?- Ella lo mira y dice: genial!, si se sienta de ladito es: genial ¡ para el otro ladito es : genial!, se acuesta :genial!, todo genial.-  ¿y tú como eres?- muy inteligente.- trajiste cuentos hoy para leer en casa?- si, te leo?- !genial!- ¿como Victoria?. Payasa.- anda, léeme. ¿Como se llama el cuento?- ”Blanca ñeves y estos enanos”-dice- mostrando los diez dedos de sus manitos.- ¿diez?- No, siete- bueno, cuéntame.

Abre el libro y con voz tierna empieza a narrar todo lo que ha escuchado de la historia, coloreándola acá y allá con su imaginación.- entonces la “marasta” le dio una manzana y era “porira” la niña se enfermo, llego el muchacho a rescatarla montado en un…espera yo pregunto: mami-indaga-¿ esto es un macho o una yegua?- no se –le responde ella.- Es una yegua- concluye él-las yeguas son blancas, como» La Soberana», la del tío. Abilio.

Rodrigo, también tiene otra Soberana.  los machos son negros, y sirven para llevar cargamento a Anorí.- cargamento de que?- de panela, blanquiao y  miel. Y luego regresan a la finca con melaza para las bestias. Tienes que comprarte unas botas para poder llevarte a la finca. Tu tienes donde vivir, hay muchos cuartos.- en cual casa?-

Hay una casa sin hijos y sin mamá, allá vamos a ir a vivir, tiene muchos cuartos. Claro que el “prodlema” es que la cocina es afuera y hay que cocinar en la calle.- ¿En la calle? Y pasan carros?- No, no pasa nadie, solo los machos, y las yeguas, y la gallinas y las terneras.la finca está muy lejos después de las cañas. Yo voy a caballo pero no me puedo dormir porque me caigo.la casa está muy lejos!- ah! Que alivio.- Tío Abilio tiene muchas gallinas pero las mata cuando están Gordas, las frita y saben ricas, nosotros siempre comemos gallina frita  al desayuno. ¿Sabes cómo mata las gallinas Rodrigo?- No.- Primero le amarra las patas, luego la cuelga de un árbol y le dispara con una pistola de fuego! Pum.-

¿Con una pistola?- Interviene David su hermanito , tres años mayor que Alejo. – No.- corrige- .es con una Bazuca. Y tampoco es para matar a las gallina, es para dispararle a las aves que vuelan por los sembrados.Las gallinas se matan diferente-continua- primero se amarran de las patas , se cuelgan de un árbol, quedan al revés se le hace una incisión en el cuello, empieza  a caer la sangre, la sangre, la sangre a las piedras, tu miras las piedras y cae , Cae , cae, cuando las piedras están llenas de sangre ,miras la gallina y ella chapalea, pues se le acabo la sangre ,la sangre es como el aire, si no hay sangre no hay vida.-concluye-. Como todo un erudito.-

Las matan para sacarle el salchichón-dice Alejandro.-no escribas- ¿Entonces como cuento la historia?-  con dibujos, claro.- ¿como? Me enseñas.- dibuja un ojo.- ya.- dibuja otro.- ya- ahora ciérralos. Eso es: dormir.- !Que bien! , me gusta este método.- Ahora dibuja una ternera. luego dibuja cocas grandes para sacarle la leche- no hagas números, te dije!, ni letras! Ah, que “pelesa”, mejor me voy. Chao.

Se estira sobre el sofá y coloca sus dos manitos detrás del cuello, al tiempo que dice: a»Juan»  ya casi se le sale el bebe.-Los hombres no tienen bebes. Le respondo.No!, entonces porque esta tan gordo, ya nos lo podemos comer!- ¿como?- cuando lo maten.-No amor, los seres humanos no se comen  a otros.-! Ah no! ¿Entonces para que los matan? Para  Alejo es la lógica  de lo que a sus  cortos  años concluye de  la vida. Para mí: la pregunta inocente de un niño de cuatro años me revuelve el alma, los sentidos.                                                

¿ENTONCES PARA QUE LOS MATAN?
nota. «Juan» es un joven con obesidad mórbida, que vive en el barrio.
De mi palabreo con Alejandro- mi nieto- en el barrio Juan XXIII, comuna 13 medellín.

con  amor Elena

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *