ELLA VENDE CHONTADURO

Juana tiene los años que la vida le ha permitido sortear entre días y medias noches.Guarda su cuerpo en las noches en Altos de la torre. Un barrio donde el agua es tan escasa como el pan  y el sol pega tan fuerte como el hambre. Eso cuando cae el sol, porque cuando llueve corre lodo sobre los techos de lata y se cuela inundando los patios.En su patio- que es el mismo de todo el barrio-hay un arrayán que florece en mayo. De él cuelgan una manguera negra a modo de ducha. Para ducharse cuando venga el agua. Lo cual ocurre casi siempre  cuando llueve.Se descuelga diariamente apretujada entre  sudores y feromonas, con una bolsa de retazos  llena de chontaduros, sal, limones y una botella plástica con algo que  se supone es miel de abejas. Al menos eso dice la etiqueta.La ponchera y lo demás lo guarda donde Tomás.Tomás es un hombre que se desliza  lentamente entre las ruidosas calles de la ciudad, cuidando  sus puestos de trabajo. Él conoce a cada uno de sus inquilinos. Ni uno solo se va sin pagarle su cuota de manejo del espacio vital. A cambio él les ofrece protección con “los muchachos”Juana es una de sus clientas.Allí, en el bar de la esquina; una vez ha salido el último borracho. Apilan mesas y más mesas y  viejos carritos de mercado. El de los limones  y mangos, el del jugo de guanábana, el que afila cuchillos y tijeras ; Juana su mesa y su ponchera. Esa, la que compro la semana pasada en un remate. Fue necesario invertir veinticinco mil pesos y descontarlos del arroz, el coco y el pescado, total ya están acostumbrados ella y sus cuatro hijos a reemplazar el arroz por arepa y el coco y el pescado pro huevos revueltos.Cada noche sube a su rancho en el último colectivo- El de las once- Cansada y con su bolsa de chontaduros, sal, limones y una botella plástica  en la que se lee: miel de abejas.Se seca el sudor con un trapo  que hasta ayer fuera una camiseta de Santiago.Santiago es el hijo menor de Juana. Tiene tres años  y va a la guardería del barrio. Eso cuando hay agua, porque cuando no se queda jugando en el rancho.A sus muchos o  pocos años Juana ya conoce media Colombia. Sabe de memoria la distancia de  Chocó a  Antioquia. A pie, en camión o llorando.Ha llorado tantas lágrimas que ya casi une el río Medellín con el Atrato. Cuando lo logre Juana regresará a su tierra nadando.Martha Elena Loaiza.

«El chontaduro es un componente esencial de nuestra cultura pacífico colombiana, pero más allá de eso tiene unas bondades enormes en aporte de proteínas, aceites, vitaminas liposolubles y minerales. Es como una pequeña fábrica nutricional y probablemente el alimento más balanceado del trópico»según concepto de la Academia Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América.

Foto: http://asentamientosmedellin.blogspot.com.co/

El barrio Altos de la Torre se encuentra ubicado en el extremo más alto de la Comuna 8, Villa Hermosa. Limita al sur con los barrios 13 de Noviembre y El Pacífico; al occidente con el 13 de Noviembre y el sector El Pontón; al norte con el barrio Llanaditas y al oriente con el corregimiento Santa Elena.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *