PERFILES; Ruth Estella Ospina

Hola soy Ruth Stella Ospina Cardona, nacida en Travesías, una de las veredas más hermosa que tiene el corregimiento San Cristóbal. Allí vivo y viviere el resto de mis días. Estoy orgullosa de pertenecer a mi tierra.

Teníamos cerdos, vacas, perros. A mi papá le gustaban mucho los animales; compraba cerdos de engorde en la feria, los alimentábamos, luego él los llevaba a vender, era un gran negociante. Teníamos unas vacas hermosas y muy entendidas las llamábamos por su nombre y ellas obedecían. Mi mamá que fue una gran guerrera, nos enseñó a arreglar la comida para las vacas y los cerdos.

Estudie en la Escuela  Juan Jota Escobar mi primaria, ( Las mujeres en la Juan Jota, los hombres en la Escuela  Nepomuceno- así era antes- ) y, la secundaria en el Liceo San Cristóbal,

Una ramita de limón o, de cualquier otro árbol.


Cuando era niña Me encantaba jugar bolas( canicas),  mantenía los bolsillos de mi pantalón corto lleno de bolas y a todas les ponía nombre, siempre había una que era la mágica, la que nunca te ganaban. 

Y, hacía muchas cometas…En la vereda había un señor que tenía una «tiendecita» donde íbamos todos a comprar galletas; también comprábamos papel y almidón para hacer cometas. -!Deme un pliego por favor!- le decíamos al tendero- Me hacía unas cometas con  una cola largaaaa,  hecha de camisetas viejas y en la punta le amarraba una ramita de limón o de cualquier otro árbol. Entonces me iba con mis hermanos y mis primos a elevarlas a la manga. Allí pasabamos los días, saltando,elevando las cometas, jugando con un balón. Y hacíamos caminitos con nuestros pasos. Luego decíamos: este caminos lleva  a este u otro lugar.

Esperando las cremas de moritas silvestres.

La quebrada Aguas Frías, en ese entonces era cristalina y hermosa, hace por ahí cuarenta años las quebradas eran limpias. La quebrada pasa por detrás de mi casa. Eso era como ir a un paseo todos los días ¡Hacíamos figurillas de barro, gallinas, ollas con huevos, todo de barro, nos bañábamos y corríamos por esas mangas verdes y extensas! Recogíamos moras silvestres y luego íbamos a la casa y hacíamos cremas( helados caseros). Nos sentabamos a esperar que las cremas se congelaran; el tiempo se nos hacia eterno!

Todo era tan bonito tan inocente,pensábamos solo jugar, ir a las mangas, colgarnos de los árboles.

No era como muy complicada la vida hace algunos años, era muy normal depender de la tierra, desafortunadamente por el desarrollo y  por la falta de vivienda ya se ha perdido mucho la vocación campesina. En ese entonces la legumbre tenia buen precio, ahora no hay garantías para los campesinos.

Y el transporte era todo un cuento,

En la vereda Travesías, existía una Chiva, que llegaba hasta donde los Uribe; salíamos todas las mañanas con cultivos: gente grande y pequeña a estudiar y a trabajar. La chiva  transportaba todo y, llegabaen la mañana a la carrera Cúcuta con la calle Colombia. A las seis de la tarde salía de Medellín repleta de gente y bultos de vivieres para Travesias. Era el único medio de transporte, no existía servicio de buses.

Eran épocas del bien llamado desarrollo comunitario,

No había intereses particulares porque no se manejaba plata, los lideres comunitarios iban gestionando y buscando el recurso para hacer obras. Hacían los convites que se organizaban así: las mujeres se encargaban de la alimentación y los hombres de la obra pesada. Con este método se pavimento la vía principal y se hizo el tanque de acueducto, Mira Ospina, donó el terreno donde ahora está la caseta comunal o Sede Comunal, hoy es un patrimonio de la vereda Travesías.


Mi primera experiencia de trabajo fue en el Almacén Pagemenos, luego en Calzado Caprino.
Cierto día, viajando de regreso a casa en un bus de Sotra Urabá, pasamos por la fabrica Everfit -Indulana, y, me dije: !Que rico yo trabajar aquí! Creo que una atrae lo que se visualiza. Trabajé varios años en Everfit ,en el área de aplanchando, me iba muy bien, sacaba buena producción. Fue una gran experiencia laboral. Pero yo soñaba con pasarme a la industria textilera. a Indulana, empecé a crear la estrategia y ,trabaje en Indulana, hasta que me enferme de los ojos.

Me vi de la noche a la mañana sin nada que hacer y con la espantosa noticia que podría quedarme ciega.
En 1998 trabajando en Indulana, me dío un virus que medesencadenó en una Neuritis Óptica,Desde la época hasta hoy estoy en tratamiento; después de tantos años no me han medicado. Siempre me dicen que hay que esperar. Me aplicaron esteroides una vez, pero los médicos se abstienen mucho de formular, porque  no han  llegado al diagnostico correcto. Fueron inicialmente seis meses de incapacidad y luego el retiro de la fabrica, Por fortuna pude lograr la pensión por incapacidad.

Ya en mi casa y sin saber que iba a hacer, y a sabiendas que ya nadie me iba a dar empleo, porque bien sabemos que los exámenes médicos de ingreso no lo permitirían. Algunos lideres de Travesías, viendo la necesidades  en la comunidad y mis capacidades de liderazgo; me hicieron la invitación a que me postulará como presidenta de la Acción Comunal; yo quería ocupar mi tiempo libre y me pareció  llamativa la invitación, entonces la comunidad me apoyó. De hecho  yo vengo de una familia reconocida en la vereda, además porque mi papá don Pedro Nel Ospina, había sido  presidente de la junta algunos años atras; entonces llevo en la sangre esos arraigos.

Lanzamos una plancha del equipo de trabajo en Travesias y yo la presidí, interesante toda esa  experiencias, Esos fueron mis inicios. Me dí a conocer en la  comunidad por mi capacidad de gestión y liderazgo. , El servicio, el ayudar, me fui motivando.


En el 2004, me postulé de candidata a la JAL.

Un día un líder político y comunitario , me hizo la invitación  a que me postulára a la Junta Administradora Local, por el partido político que el lideraba, y acepte. Ya conocía el trabajo a nivel veredal, pero a nivel corregimiento era otra  dinámica, ¿Como dejar el trabajo local y meterme a la Junta Administradora? Empiezo a recorrer veredas, me he caminado el corregimiento de punta a punta,escuchando las necesidades puntuales de los y las campesinas.


Y ME ELIGIERON, venian entonces otras dínamicas: capacitarme, estudiar, seguir  recorriendo el territorio, conocer a fondo los sistemas de participación, Desde esa fecha, he estado en las administraciones de los alcaldes: Sergio Fajardo, Anibal Gaviria, Alonso Salazar y Federico Gutierrez.


El sueño de todo líder o de la mayoría  es crecer y llegar al  concejo,

avanzar en la carrera política, pero el mio particularmente no es ese. Yo quiero seguir en mi territorio,  donde tengo mis  raíces, soy para mi gente, ellos nunca me olvidan , entonces yo no puedo olvidarles. Cuando salgo a animar, a orientar una reunión, la gente vé mi conocimiento del tema , mis ganas y me siguen; se trata en todo caso de conquistar energías y potenciarlas.  

Falta, si falta mucho, pero también es mucho lo que se ha logrado .

San Cristóbal, ha progresado en liderazgo, en vías, en educación, en infraestructura, en equipamientos.

 No hablo de liderazgos específicos, sino de un trabajo en equipo donde se consiguieron varias obras; fuimos defensores desde la Junta Administradora Local de proyectos que son ahora una realidad, como los  procesos de equipamiento del corregimiento tales como: Parque Biblioteca Fernando Botero, La UVA,la Cancha sintética, la ampliación de la calle 61 vía hospital, con su muro verde.

La vida cumple ciclos.

Se que en este mundo no hay nadie indispensable y, que en cualquier momento aparece quien me  pueda relevar, o llega la hora de partir a otras esferas y, pasados los años todos se irán olvidando de mi trabajo comunitario, mi historia se ira diluyendo en el tiempo.

Bien sé que he sacrificado tiempo, salud, muchas cosas para ir a atender  a la comunidad, muchas veces me quedó tiempo corrido sin salir a almorzar.
La vida dentro de la Junta en algún momento termina, ,mi aspiración es solo servir. Soy una mujer pensionada, entonces me dedíco a servir a la comunidad, a la necesidades del corregimiento en todas sus temáticas, me duelo cuando la comunidad me pregunta algo y me encuentra fuera de base.


Y entonces el trabajo comunitario surgió a raíz de un virus que me cayo en los ojos ,a raíz de una dificultad visual.

Fue para mí el momento de entender  que venimos a esta tierra a cumplir una misión, y preguntarme :¿A que vinimos a este mundo?

Mi mayor satisfacción es cuando las personas me agradecen, no con regalos, sino con bendiciones. el que una persona te diga; Dios te bendiga, Dios te ayude, la Virgen te acompañe, Dios te ilumine; esas palabras a mi personal y particularmente me llena el alma.
Me siento una mujer plena,se que estoy en el lugar indicado, en el punto, con la gente, mi gente; esto es lo que mi Dios me tenia preparado, soy feliz con la vida que Dios me dio.  Yo no quiero otra vida, yo no quiero tener otro sexo, !me gusta ser mujer, !me gusta ser lo que soy!

Este es el resultado de mi palabreo con  Ruth EstellaOspina ,en el Museo de las Flores y en el parque Biblioteca Fernando Botero. Gracias hermosa dama por abrirnos tu libro de recuerdos del alma, por tejer historias, bordar sueños y anudar esperanzas.
Con amor: Elena L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *