ROSTROS DE LA MEMORIA,SANDRA ACOSTA MARTINEZ

La vida va pasando como pasan los días, la luz,  el fuego,  la vinculación a la vida misma, el tiempo que corre, desde una invención humana,  jugándonos una mala pasada, viéndola  transcurrir a veces como lo único que nos queda.

En un acto de profundo agradecimiento, y amor, este proyecto está dedicado a visibilizar a los olvidados,  los menos favorecidos a aquellos campesinos, cuyo trabajo contribuyen positivamente a la sociedad,  sin  reciprocidad.


Es de gran relevancia dirigir la mirada y crear conciencia de la importancia, la existencia de estas personas, que con sus manos toscas, día a día cultivan la tierra,  para sostener a las ciudades, aunque su esfuerzo parece en vano, nos proporciona lo necesario,  para tener una vida digna.

Sandra Acosta

Ellos, con  su desaparición iremos perdiendo  el legado de nuestros ancestros, sus costumbres y su cultura.

ROSTROS DE LA MEMORIA se desprende  de un primer proyecto  que está en curso;  Llamado Raizales, un trabajo hecho con todo mi amor, lo cual demuestra que todo lo que se hace con el corazón queda bien hecho.

Raizales  nace como una  necesidad, interés e inquietud, fotográfica,  tomando como punto de partida el  rescate de la  memoria  desde los rostros, como un acto de gratitud hacia las personas lugares, donde  se ha habitado a través de la historia personal. En ésta investigación  se realizará a partir de la  historia del rostro, la persona,  lugares comunes habitados desde la historia personal.

Cada lugar que residimos  nos deja un pedazo de él a futuro para definir rasgos de la identidad o la personalidad. Las relaciones con el territorio permanentemente están construyendo nuestro imaginario. Es por esto que Raizales nos invita a recordar quiénes somos? de dónde venimos?, para dónde vamos? a partir de rostros personas y lugares comunes desde su propio entorno.

Agradecimientos especiales al Museo de Arte Moderno de  Bucaramanga,  al Salón Mire, al colectivo fotográfico Matizf32 y al maestro Freddy Barbosa

Marco conceptual y técnico del proyecto

La propuesta fotográfica tiene como punto de partida, fotografías  en color, tomas con un lente de 50 mm, destacando el rostro del campesino, ese rostro que trabaja, labora y labra la tierra, sembrando sueños, para un mejor mañana.

“La foto es un lugar seguro a dónde acudir” Ansel Adams

Gracias Hermosa Sandra milena, por seguir contribuyendo a tejer historias, con Amor Elena L.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *