PERFILES, DIANA ARBOLEDA CANO

Nací en la ciudad de  Medellín. Vivíamos con la familia, papá, mamá, mis dos hermanos y yo; en lo que para entonces representaba la periferia de la ciudad: en el barrio Robledo, que para la época era rural, lleno de árboles de pomas, era posible ver con facilidad animales como micos, pequeños mamíferos, réptiles, insectos  y muchas aves.  Recuerdo el aroma de los eucaliptos, las fuentes hídricas. Esa Medellín con árboles y rastrojos fue la que yo conocí de niña y es la  que ahora representan los corregimientos. Allí  transcurrió mi niñez.

El Urbanismo todo lo absorbió,

La naturaleza, las fincas, las fuentes de agua, y la vecindad, todo quedó inmerso en el cemento,  las quebradas desaparecieron y fueron canalizadas acabando con la vida de ranas y pequeños pececillos que llamábamos corronchos. Recuerdo como nos conocíamos con el vecino, sabíamos quiénes eran cada familia, ahora ya es otra cosa, otras dinámicas de vida.

Luego llega la época escolar.

En mi adolescencia, cuando hacia mi bachillerato, tuve muchos problemas, porque no me ubicaba; me echaban de todos los colegios. Había una inconformidad en mi contra todo el sistema educativo, que más que educar, reprimía.

El apoyo de mis Mamá y Papá fue fundamental, con respecto a mi madre fue una de las personas que más me impulsó a estudiar, que me entendía y me dejaba ser yo. Ella es una persona tranquila, fuerte que sin oprimirnos, nos apoyaba en todo. Mi papá siempre pendiente de todas nuestras necesidades.

Llegar a la Universidad a entender la Biología, etología, los diferentes organismos,  el ADN,  la matemática.

Cuando llegó a la Universidad Nacional me cambia toda la perspectiva, fue cuando descubrí que educativamente era libre y, empecé a nadar en el mundo mágico del conocimiento.

Inicie con la carrera Ingeniería  Agrícola y después de algunos semestres descubrí Ingeniería Agronómica y me traslado de pregrado.  Allí tuve dos elementos claves en los laboratorios el  microscopio que me abrió un mundo enorme hacía el tema de nematodos, micología….y el estereoscópico que me sirve de apoyo para el fantástico mundo de  la entomología, Y así, un descubrimiento me llevaba a otro más fascinante,  un mundo aún más maravilloso: así empieza una de mis grandes pasiones: La entomología.

Apasionada como estaba con las ciencias entomológicas, congrego a varios jóvenes universitarios y les propongo profundizar en el tema, les escribí además cartas a algunos docentes pidiéndoles que nos ayudaran a fundar un grupo de investigación. Es así como nace el grupo de Entomología de la Universidad Nacional cuyo lanzamiento se realiza en el año 1997. Publicábamos nuestros hallazgos investigativos, recuerdo que publiqué una  artículo acerca de una araña que recién entraba a  Medellín.

Más adelante nuevos especialistas llegaron, y el grupo se fue nutriendo, creciendo; ELGEUN Grupo de entomología de la Universidad Nacional quedo después de mi salida de la Universidad, cuando me gradúo como Ingeniería Agronóma; bajo la dirección y guía de mi maestro entomólogo Francisco Yepes.  El grupo ha generado a través de posteriores generaciones muchos aportes a nivel científico.  Posteriormente participe con otros tres artículos con temas específicos. Inicié las prácticas Universitarias y, algunas veces regrese al grupo con aportes desde mis conocimientos.

Me inquietó enormemente el tema de los plaguicidas en la Salud humana, animal y en los ecosistemas en general, el  libro que más me ha impactó fue la Primavera Silenciosa de Rachel Carson

El cuento es que hay que saber de dónde vienen los plaguicidas.

Una vez termina la segunda guerra mundial, quedaron las sustancias que iban a ser utilizados para matar personas; se acaba la segunda guerra y, nos quedamos con todo ese arsenal bélico  de plaguicidas. Y, deciden echárselo a las plantas para matar insectos y plagas. Es ahí donde empiezan los venenos en la agricultura.

Algunas multinacionales crean el inmenso imperio de los venenos agrícolas; de ello nos habla la bióloga Raquel Carson,  en su libro La primavera silenciosa, que es si se quiere, el libro más hermoso que me he leído en toda mi vida. Carson, hablaba de la resistencia, de cómo los venenos se pueden transmitir de un organismo a otro, comienza de una forma muy sencilla a mostrarnos los organoclorinados , organofosforados en fin, una maestra.  No me alcanzo a imaginar cómo sería la presión que tuvo que afrontar ella por su gran aporte, por decir la verdad,  las multinacionales la atacaron y trataron de dañar su buen nombre. 

Raquel Carson, nos va narrando a manera de fábula, de la importancia del carbono, y de cómo nuestra biología está basada en él, y  muchos biocidas también. Esos productos van a sobrevivir algunos más de 600 años  

Para mí, además de la entomología, esta parte de los plaguicidas me conmueve mucho; incluso pienso que la primavera silenciosa, debería ser un libro de obligatoria lectura para el común de las personas.

Y empiezo a hacer mi propia investigación acerca de Lepidópteros.

Dicto Catedra con el politécnico en su sede descentralizada de Ciudad Bolivar, asímismo fuí docente de Entomología y manejo integrado de plagas en la Universidad Católica de Oriente.

Y comienzo un proyecto productivo. Mi esperanza era producir y exportar mariposas para jardines, así como lo hicieron en Costa Rica unas mujeres, quienes con una especie de mariposa llamada Alas de pájaro, lograron recuperar un bosque, y mejoraron de paso la economía de sus comunidades. Estoy convencida de que las zonas boscosas pueden suministrar recursos naturales no maderables completamente renovables.  Bajo ésta dinámica comienzo  una investigación por mi cuenta y la de un colega en el tema de lepidópteros (Mariposas).  A raíz de éste trabajo mi colega y yo ganamos una mención especial en el premio Ambiental vida Otorgada Por Corantioquia y El Idea.

En Medellín aún no hemos educado para la prosperidad,

Como habitante de mi territorio, siento la presión de la ciudad, del urbanismo. Podemos observar que aún en el territorio hay biodiversidad y posibilidad de existencia de cadenas tróficas, seres que tienen allí su hábitat, que están desapareciendo. El Ambiente ésta siendo afectado en su aire,  fuentes hídricas; hay, vertimientos, emanaciones, una depredación total y un desconocimiento de los seres  no humanos que habitan en nuestra ciudad.

Se trata de tener ofertas que enamoren, que ayuden y que hagan de las personas seres que tengan empatía consigo mismo, con su entorno y con el otro.

-Medellín una ciudad tecnológica, donde no hay un saneamiento adecuado de aguas.

-No hemos pensado en que las fuentes de agua van a desaparecer

-Muchos de los jóvenes con descendencia campesina no necesariamente van a seguir el camino de sus padres. Estamos en un punto donde la vida Campesina posiblemente desaparezca en Medellín si no actuamos ya, si algo no es rentable no podemos pretender que las nuevas generaciones vayan a estar en el campo.

-Si, debemos pensarnos en jóvenes herederos de la parte rural y campesina.

SI, pensar en un turismo comunitario, donde se activen las comunidades y el dinero se revierta en el mismo territorio.

Por último Un sí, a la importancia de ofertas culturales, deportivas, académicas al alcance de todos, y trascender con ello de la represión a la oportunidad.

De a poco vamos teniendo logros

He tratado de ayudar al territorio rural campesino con la creación de la Mesa Productora Agropecuaria y Campesina, siendo presidenta de Junta de Acción Comunal, Delegada del CCP; He participado así mismo en asuntos de corregimiento como el plantón  “la regalatón de cilantro”; en marchas campesinas.  El festival de la Cebolla , (siento que estas iniciativa puede dinamizar la economía de nuestro territorio)

Fui reconocida por mi trabajo comunal y defensa del medio ambiente con una mención especial en Medalla al mérito femenino en Mayo del 2018: No me esperaba que me pusieran en el museo de la Calle para mi fue una sorpresa.  Agradezco mucho sin embargo hubiera querido que nos dieran la posibilidad de hablar de los temas en los cuales trabajamos,

GRACIAS DIANA POR COMPARTIRNOS TU VALIOSA HISTORIA, POR CREER QUE AQUÍ SE TEJEN HISTORIAS, CON AMOR: ELENA L.

3 comentarios de “PERFILES, DIANA ARBOLEDA CANO

  1. Deyra Rendón Posada dice:

    Hermosa tu vida y tu quehacer con la Pacha mama; somos uno solo, uno en ella, por ella y con ella.
    Es imperativo celebrar la vida, amarla y defenderla; es necesario tener tu actitud, tu amor y tú entrega; es obligatorio tornar a lo natural, a nuestra esencia, para reconocer lo eterno en lo elemental.
    Llegue a ti, mi admiración sincera y mi gratitud por tu trabajo en lo infinito de la infinitud.
    Que sea nimio tu deseo de abdicar y sempiternas, tu tenacidad y tú entrega.
    Gratitud por siempre Diana

    • Diana Arboleda Cano dice:

      Deyra hermosa muchas gracias por tus palabras, son muy significativas viniendo de un ser tan especial como tú. Me encanta que estemos en la misma lucha de ciudad, procurando mejorar nuestros entornos,

  2. Margarita Cano Tobón dice:

    Ojalá mucha gente se una a estos proyectos para salvar nuestra flora y fauna, tan importante para preservar las fuentes de agua y acabar con la polución, tanto por nosotros, cómo por las generaciones venideras. Hay que amar nuestra tierra y defenderla con uñas y garras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *